top of page

Chocolate: placer sin culpa

Actualizado: 25 jul 2020

Existe muchos mitos acerca del consumo del chocolate que con la industria de este alimento se han tomado como ciertas, por ejemplo, que el chocolate engorda. Aquí les resolvemos algunos principios básicos para comer chocolate sin culpa.





Uno de los primeros puntos es diferenciar un chocolate de un sucedáneo. El primero es un producto beneficioso para nuestro organismo por la gran cantidad de polifenoles y antioxidantes naturales que protegen contra el daño celular que genera los radicales libres, mientras que los sucedáneos cumplen con los requisitos legales del chocolate pero en los que la manteca de cacao se sustituye total o parcialmente por otras grasas vegetales hidrogenadas o no hidrogenadas.

Al tener una composición totalmente distinta nuestro organismo reacciona de diferente forma. Para el Dr. Wilson Muñoz, cirujano estético y nutricionista venezolano @wilsonadelgazamiento, con más de 30 años de trayectoria, "el problema no es el chocolate, es el azúcar" ya que muchos de los productos denominados #chocolates contienen sólo azucares refinados y grasas saturadas que con el tiempo se acumulan en las arterias, produciendo muchas enfermedades. "Mientras sea un buen chocolate el que consumimos arriba de 70% de cacao, no hay problema además de la sensación de placer que te origina comer chocolate".

El cacao es uno de los alimentos más completos que existe porque aumenta la producción de endorfinas, hormonas que mejoran nuestro estado de ánimo. Ayudan a combatir el colesterol y los triglicéridos, además de ser un alimento altamente energético.

El especialista sugiere 25 gramos de chocolate diario sumado a un horario adecuado para el consumo de éste. "Si quieres una vida plena debes consumir seis comidas al día y en la cuarta incorporar chocolate".

Según Muñoz entre las cinco y seis de la tarde es el horario más adecuado para consumir este producto porque nuestro cuerpo no absorbe los azúcares. Sin embargo advierte que "Cuando no desayunamos puedes comer algún trozo de chocolate o snack entre 10 a 11 de la mañana y cuando desayunas puedes comer en la hora feliz, de cinco a seis de la tarde. La diferencia es que en la mañana el chocolate es un gran aporte de energía y en la tarde es satisfacción de los sentidos".

El último de los principios es justamente lograr el equilibrio entre el placer de los sentidos con el placer de cuidarse y para ello debemos lograr un total control entre la energía que se gasta con lo que se consume.


27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page